“HACE 200 AÑOS SE PROHIBIÓ EN CHILE EL CANTO A LA RUEDA Y LA CUECA CENTRINA” Por Luis Castro

1

La Ilustre Municipalidad de Independencia, en el marco de su vigésimo tercer aniversario, entregó al Conjunto Escuela Los Chinganeros el Título “Hijo Ilustre del Barrio de La Chimba y La Cañadilla”, por representar a las Familias de la Tradición que han colaborado bicentenariamente en mantener el canto a la rueda que dio origen a LA CHILENA O CUECA TRADICIONAL, también llamada “CUECA CENTRINA”, nacida en los albores de la Independencia.

Este reconocimiento a la comunidad cuequera fue entregado el domingo 24 de Agosto, por el Alcalde Gonzalo Durán Baronti y el honorable Consejo Municipal a Los Chinganeros por su aporte a la cultura nacional, en la persona de su Director don Luis Fernando Castro González.  La premiación se realizó en medio de una multitud que alegró con su baile la Avenida Independencia, llamada así desde 1818, pero que se conoció durante la Colonia como el “Camino de Chile” y bajo el nombre de “La Cañadilla” desde la década de 1750 hasta iniciada la Patria Nueva.  Participaron de la premiación representantes de la Familia Téllez, Godoy, Andrade, González Marabolí y descendientes directos de Don José Miguel Carrera.

El canto a la rueda y la cueca centrina se cultivaron en el Barrio de La Chimba y La Cañadilla desde los albores de la Patria Vieja y comenzaron a prohibirse informalmente desde el Tratado de Lircay (1814),  oficializando su persecución por decreto en 1816, impulsado por Marcó del Pont.

Tal como lo expresó el Instituto de Investigaciones Históricas José Miguel Carrera, en una carta entregada al Honorable Consejo Municipal de Independencia: “Para quienes amamos Chile y respetamos el canto a la rueda, que dio origen a la cueca centrina,   “La Cañadilla” fue muy importante porque el Prócer José Miguel Carrera, luego de ser fusilado y descuartizado en Mendoza en 1821, fue repatriado sólo años después.  Por esta avenida fue recibido con honores militares en 1828 y a pesar de la prohibición de cantar a la rueda y cultivar la Chilena o Cueca Tradicional, fue así como el pueblo lo recibió… ellos nunca olvidaron al Primer Presidente de Chile, defensor de la identidad chilena. El cuerpo de Don José Miguel debía trasladarse hasta la Catedral Metropolitana de Santiago, pero estaba cerrada, por lo que fue velado en la Iglesia del Monasterio del Carmen Bajo de San Rafael (actual Vicaría Episcopal Zona Norte del Arzobispado de Santiago, ubicada en la Avenida Independencia 229).  Agradecemos a la comunidad cuequera, porque a lo largo de los años han flameado sus pañuelos, manteniendo vivo el canto bicentenario de los patriotas.”

El Conjunto Escuela Los Chinganeros conserva muchos versos cantados en aquella época y algunos de ellos fueron pregonados durante su concierto de premiación.  Los Chinganeros entregaron a la Municipalidad de Independencia dieciocho cuecas que fueron protegidas por Familias de la Tradición Oral desde hace doscientos años, con el fin de proteger, resguardar y asegurar su transmisión a futuras generaciones.  Luis Fernando Castro González es curador de más de tres mil cuecas centrinas y actualmente está trabajado en su último libro, que relatará la Vida y Obra de Don José Miguel Carrera en versos de la “Chilena o Cueca Tradicional”.  Dicha publicación irá acompañada de un disco en el que los integrantes del Conjunto Escuela Los Chinganeros interpretarán cuecas mantenidas por Cultura Oral, que contienen datos importantes para el patrimonio del País, los que fueron borrados de la historia oficial de Chile.

Actualmente los cuerpos de los hermanos Carrera descansan en la Catedral Metropolitana de Santiago, donde se les realizará Misa y Responso el jueves 4 de septiembre de 2014, a las 12:30 hrs.  Nos despedimos confiados en que contaremos con la asistencia de la comunidad cuequera y folkloristas de Chile, cerrando esta nota con palabras escritas por Don José Miguel:

“Pido a las generaciones futuras que algún día reivindiquen mi nombre, ya que muero como un bandido en tierra extraña.” Nota escrita en Mendoza, 4 de septiembre de 1821.  

“¡Muero por la libertad de América!” Gritado por Don José Miguel Carrera Verdugo al momento de ser asesinado, el 4 de septiembre de 1821.

 

LOS CHINGANEROS

 

Comparte este artículo

Comentarios