LA CASA DE LA CUECA. Verdaderamente atendida por sus propios dueños

Cada primer domingo del mes, en Av. Matta 483 –casi al llegar a Carmen–, el segundo piso de una añosa casa-esquina roja, esconde uno de los secretos mejor guardados a la vista de la mayoría de los santiaguinos. Pero no de los amantes de la cueca y de la buena comida chilena. Es “La Casa de la Cueca”, una verdadera picada urbana bien chilena que es atendida por sus propios anfitriones, los cuequeros María Esther Zamora y don Pepe Fuentes.

Es principios de abril y el restaurante se encuentra lleno a eso de las 14:30 Hrs., no hay mesa disponible. Los platos de granados, costillar, cazuelas y ensaladas comienzan a cruzar sin pausa el pasillo central para servir a un centenar de entusiastas comensales. En la habitación del fondo, de superficie no mayor a 25 metros cuadrados, la música en vivo hace el deleite de sus invitados. Primero se presenta Pepe Fuentes más un cantante de boleros y tangos. Más tarde, el trombonista Parquímetro Briceño hace de las suyas entre su sarcástico humor y piezas de jazz y swing. Luego, a la hora del postre y el café, es el turno de bailar y para ello están Las Pecadoras de la Cueca –originarias de Melipilla– para ponerle bueno. Y el remate lo pone la anfitriona María Esther, quien recibe cariñosa a las Lulús de Pancho Gancho (agrupación de Valparaíso), invitadas al almuerzo y también al canto. Con ellas sobre el escenario ya dan cerca de las 6 de la tarde, y un domingo que parecía ser rutinario y tranquilo, concluye alegre y colorido! Un perfecto domingo cuequero.

La Casa de la Cueca
Av. Matta 483, Santiago, Chile.
Reserva de mesas: (02) 2634 5842

Fotografías y texto: Teresa Ly © 2013 Chile
www.cuecachilena.cl

 Importante: La reproducción de este material gráfico sólo está autorizada citando la fuente.